Fauna y Flora
Antes de recorrer los distintos lugares más representativos de la riqueza natural de Alfaro conviene visitar al Centro de Interpretación de la Naturaleza, sito en Plaza de España, nº 1, donde se le orientará sobre la mejor forma de realizarla y podrá ver una exposición permanente.

Las Cigüeñas
Cigüeñas sobre San MiguelEn raras ocasiones una especie de nuestra fauna cobra el protagonismo de una ciudad o pueblo. Uno de estos casos excepcionales lo encontramos en Alfaro, ciudad localizada en el extremo oriental de La Rioja, junto a la Ribera navarra, que, en el último lustro, ha visto cómo su colonia de cigüeñas blancas aumenta su número de individuos año tras año, dejando perplejos y maravillados no sólo a sus más de nueve mil habitantes sino al cada vez mayor números de personas que se acercan a este rincón de La Rioja para contemplar tan fascinante y único espectáculo.

CURIOSIDADES. Lo más curioso de tan singular colonia es que la casi totalidad de sus parejas de cigüeñas han elegido para la ubicación de sus nidos la iglesia-colegiata de San Miguel, templo de los siglos XVI y XVII construido con ladrillo macizo y elevada a la categoría de monumento histórico-artístico nacional en 1976.

Durante la temporada de cría, las continuas aportaciones de ramaje para los nidos y de alimento para los pollos generan un incesante y espectacular tránsito aéreo de cigüeñas, a la vez que sus gorgoteos se dejan oír como forma de saludo y bienvenida entre las distintas parejas. Más tarde, en plena época estival, cuando las jóvenes inician sus primeros vuelos, el espectáculo de más de cuatrocientas cigüeñas sobre San Miguel se torna grandioso e inolvidable, especialmente cuando la colonia es observada al contraluz de los rojizos crepúsculos.

Pulsa en la imagen para agrandarlaLos FACTORES que han intervenido en tan próspera situación de la colonia radican en varias causas esenciales. Por una parte, tenemos la recuperación general que está experimentando la población de cigüeñas blancas españolas en los últimos cinco años, después de varias décadas de desenfrenado descenso en toda Europa. Otra de las causas es el medio agrícola de esta región del Valle del Ebro, caracterizado por sus abundantes cultivos de regadío, que supone un hábitat perfecto para la biología de la especie. Entre estos cultivos, destacan de forma especial unos arrozales implantados en los últimos años.

Evidentemente, estas causas no justifican por sí solas la formación de tan fabulosa colonia, ya que otras localidades de esta región tampoco son ajenas a ellas, y, sin embargo, no se ha producido este fenómeno. Y es aquí donde llegamos a la tercera causa fundamental: las características arquitectónicas de San Miguel, cuyas abundantes y amplias cornisas, pináculos, repisas y demás superficies la convierten en lugar óptimo e inigualable para la ubicación de tantos nidos y, sin los cuales, no hubiera sido posible la magnitud que ha alcanzado la colonia.

LECCIÓN DE NATURALEZA. Debido a tan extraordinaria densidad, la colonia genera una auténtica aula para el conocimiento biológico y científico de la especie. Y es que, aquí, diversas pautas de su comportamiento se trastocan con relación a otros asentamientos de cigüeñas. Así, las relaciones intraespecíficas habituales de la cigüeña blanca se ven alteradas en facetas tales como la territorialidad y monogamia que les caracteriza. La cercanía que existe entre los distintos nidos favorece que los pollos volanderos se cambien con extraordinaria frecuencia de unos nidos a otros. Esta proximidad, a su vez, despierta en las cigüeñas adultas fuertes tendencias cleptómanas ya que se apropian de los materiales que conforman los nidos vecinos, para transportarlos a los suyos propios.

Como consecuencia del espectáculo urbano y turístico que comienza a surgir en Alfaro por tan alto número de cigüeñas, con el añadido de que estas aves se muestran para los cultivos agrícolas como un inestimable plaguicidas ecológico, no es de extrañar el interés, respeto y cariño que sienten todos los alfareños por sus cigüeñas.

Monte Yerga
Puente OblicuoPertenece al conjunto de la Sierra de Yerga, que constituye una alineación montañosa de escasa altitud, pero de gran valor ecológico, ya que en las solanas de sus barrancos se ubican los escasos robles quejigos que quedan en la zona. Además, en la cumbre de Yerga, existe un pequeño enclave de robles rebollos. Por lo demás, en esta sierra se yergue una masa homogénea de carrascas, que se ha mezclado con repoblaciones forestales de pino.

Digna de mención es también su variedad faunística entre la que abunda la caza menor (codornices, palomas, liebres, perdices, conejos....).

Todo ello nos sirve para descubrir una paisaje de extraordinaria belleza, refugio de amantes de la vida natural, donde poder pasear y descansar.

Una ruta interesante se realiza partiendo de Alfaro, por la carretera de Grávalos, siguiendo la antigua calzada romana que llegaba a Numancia pasando por Contrebia-Leukade. Se pasa por el Puente Oblicuo, puente romano que recibe el nombre por sus asientos oblicuos. llegada a Grávalos y visita a su Balneario, cuya fuente fue descubierta en el siglo XVI. Se toma el camino hacia Yerga y se pasa por la Fuente del Piojo hasta llegar al Monasterio de Santa María de Yerga (primer monasterio cisterciense de España, del siglo XII) cuyas neveras; todavía se pueden admirar. En la cima de la montaña, el Parque Eólico y unas hermosas vistas de los parajes y pueblos de los alrededores.

La Ribera del Ebro y Los Sotos
Vistas de los Sotos del EbroVistas de los Sotos del EbroLa Ribera del Ebro, y los Sotos que bordean sus márgenes han sido declarados desde primavera del año 2001 Reserva Natural de los Sotos del Ebro, convirtiéndose así en el segundo espacio natural protegido de La Rioja. A esta Reserva se puede acceder por la Avenida del Ebro y Tonelería Magreñán o recto. Tomando la carretera de Castejón hay accesos en varios puntos por su izquierda.

Los Sotos de Alfaro son el único reducto de La Rioja donde las arboledas reflejan una gran similitud con las del pasado. El cauce del Río Ebro, a su paso por Alfaro, se vuelve sinuoso describiendo meandros, madres, islas, playas, etc. de una belleza inigualable. Es destacable la riqueza faunística y la vegetación de esta zona que, debido al alto grado de humedad, se desarrolla con gran facilidad contando con: choperas, álamos, fresnos, olmos, pastizales, tamarizales, carrizos, ortigas, etc. La agricultura tradicional se mezcla con este vergel protegido. La Reserva Natural de los Sotos del Ebro se extiendo por varios términos: Soto Morales, Soto Alfaro, Soto de la Duquesa y Soto de Tamarigal en la margen izquierda del río Ebro y Soto de la Nava, Soto del Hormiguero, Soto del Estajao y Soto Máquinas en su margen derecha. Por sus hermosos y extensos paseos podemos disfrutar, perdernos y gozar de tranquilidad y reposo.

Más información

Actividades
Agosto 2017
Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sá  Do 
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031
Seleccionar día

 Concejal de Barrio

Actas de Pleno

Guía de Impresos

Transparencia Municipal

Escuela Online

Trámites Seguridad Social